UNA GUÍA PARA MAESTROS SOBRE LAS ENFERMEDADES NEUROMUSCULARES


Estimado Colega Maestro,

Amy Dunaway-Haney
Dayton, Ohio
Maestra de Español
Escuela Secundaria Kettering Fairmont
Ganadora, Premio Nacional por Logros Personales 2003 de la MDA
Ganadora, Premio Nacional a la Enseñanza Frieda J. Riley, 2002
Premio Jiffy Lube a la Excelencia en la Enseñanza, 2000

Las escuelas enfrentan presiones cada vez mayores de proporcionar ambientes seguros y enriquecedores para los niños, en los que puedan florecer y convertirse en ciudadanos equilibrados y altamente educados de nuestro mundo.

Es tremendo imaginarse el financiamiento, entrenamiento y dedicación necesarios para individualizar un programa para cada estudiante, independientemente del estilo de aprendizaje, el ambiente en el hogar, la discapacidad o excepcionalidad para el aprendizaje — pero eso es exactamente lo que tenemos que hacer como educadores. Tenemos que ver a cada uno de nuestros estudiantes como alguien capaz de alcanzar un éxito excepcional.

Yo tengo distrofia muscular del anillo óseo, que se manifestó por primera vez cuando tenía 8 años de edad. Tenía dificultad para levantarme del suelo y me caía frecuentemente. De hecho, fue mi maestra de segundo grado quien finalmente convenció a mis padres que buscaran atención médica, lo cual llevó a mi diagnóstico.

Me siento dichosa de haber tenido algunos de los mejores maestros en las escuelas públicas a las que asistí en Kettering, Ohio. Fui estudiante durante las décadas de 1970 y 1980, antes de que la educación especial fuera un concepto ampliamente conocido. Aun así, mis maestros me animaron a desarrollar mis talentos y a obtener la mejor educación posible. Incluso llegaron a modificar para mí la clase de gimnasia y otras actividades físicas antes que la ley lo hiciera obligatorio, porque eran personas dedicadas y creativas y entendían la clave para educar a los niños: Ayudarlos a creer en que pueden lograr cualquier cosa que se propongan hacer.

Ahora, siendo yo la maestra, me esfuerzo por continuar esa filosofía de enseñanza. Todos debemos seguir un método de sentido común cuando trabajamos con personas que tienen discapacidades u otras cualidades excepcionales. La clave es no hacerlo todo por ellas. La clave es ayudarlas a entender que con creatividad, fuerza de voluntad y buena ética profesional, ¡todo es posible! Como dijo Sharon Christa McAuliffe, maestra y astronauta, “Cualquier sueño puede convertirse en realidad si tienes el valor de luchar para conseguirlo”.

Este folleto, junto con otros materiales educativos y recursos de la Asociación de la Distrofia Muscular, es una buena herramienta diseñada para ayudarle a alcanzar el reto impresionante — pero factible — de los maestros dedicados en todas partes: proveer la mejor educación posible a todos los niños.

¡Gracias de todo corazón por todo lo que hacen!

Amy Dunaway-Haney

Cuando esté dando clases a estudiantes con enfermedades neuromusculares, recuerde que:

  • Enfrentan retos físicos, académicos y sociales.
  • La fatiga juega un papel importante en el día escolar del estudiante.
  • Las discapacidades de aprendizaje son más prevalecientes en algunas enfermedades neuromusculares, pero la mayoría de estudiantes con estas enfermedades tienen el rango normal de inteligencia.
  • Los estudiantes podrían necesitar métodos alternos (aparte de trabajo por escrito) para demostrar su comprensión académica.
  • Con imaginación, casi cualquier actividad puede adaptarse para que sea accesible.
  • Ayudar a los estudiantes a hacer amistades realza su experiencia y rendimiento escolar y reduce la intimidación y provocación.
  • Los maestros deben mantener expectativas elevadas del rendimiento escolar del estudiante, sin importar la severidad de la discapacidad.
  • Las escuelas informadas, cooperadoras y accesibles, y los equipos familia-escuela sólidos son vitales para ayudar a los estudiantes a sobreponerse a los retos y obtener el máximo provecho en su experiencia educacional.

Conforme anima a su estudiante a desarrollar sus cualidades, recuerde utilizar sus propios puntos fuertes como maestro: sea creativo, comprensivo, firme, flexible y — hasta donde sea posible — trate a su estudiante con enfermedad neuromuscular igual que a todos los demás.

descargar el PDF de la guia

Anuncios

Publicado por

mpspapas

Papa de dos nenas MPS

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s