Entrevista de Eduard Punset con Fàtima Bosch


Cuando la terapia génica alcance todo su potencial,
algunas enfermedades que hoy son muy graves no lo serán más que un resfriado.
Fàtima Bosch

“Cuando la terapia génica alcance todo su potencial,

algunas enfermedades que hoy son muy graves no lo serán más que un resfriado.”

Fàtima Bosch


Eduard Punset:

Bueno, es fantástico hablar del futuro, ¿no?  Y cuando hablo con mis amigos científicos y
médicos, todos me hablan de la terapia génica como algo de futuro. Y, por ejemplo, me
gustaría que les pudiéramos decir a los telespectadores si están tan lejos como estaban hace
cinco años o diez años, de que haya terapias génicas que se puedan aplicar, ¿Qué ha pasado en

upload_feedback (1)FATIMA

éstos últimos, hay algún avance, hay alguna cosa? Tú eres una gran experta en terapia génica
y has trabajado concretamente el tema de la  diabetes (luego entraremos en los temas más
específicos). ¿Qué ha ocurrido de nuevo en estos últimos años aquí?
Fàtima Bosch:
Bueno en el tema… en el caso de la diabetes, va bastante más, digamos atrás, que para
enfermedades más raras, porque es un… a pesar de que hay una gran necesidad, y nosotros
insistimos de que la terapia génica puede ser una nueva herramienta para intentar tratar estas
enfermedades, el problema es que existen  fármacos, por un lado, para tratar estas
enfermedades, con lo cual las terapias génicas tienen que ser mucho mejores que los fármacos
actuales, entonces necesitamos también mejores vectores.

Eduard Punset:

Vectores, por vectores queremos decir…

Fàtima Bosch:  FAT2

Los vehículos que han de introducir los genes dentro de las células. Entonces en estos últimos
cinco años que me decía usted, pero vamos en los últimos tres años, yo creo que ha habido un
gran avance en vectores que ahora ya son mucho más seguros, y nosotros vemos que
realmente puede ser una terapia realmente de futuro para el caso de la diabetes. Pero aún
estamos en fases muy preclínicas, en modelos animales, en ratón, ahora ya estamos en
terapias en perro, pero vemos que las empresas farmacéuticas que se quieren introducir en
este campo, pues están pidiendo pues unos niveles de bioseguridad y de eficacia que yo creo
que aún no hemos llegado a ello. Pero se está, se está en el camino.

PUNSET3 Eduard Punset:

Se está en ello. O sea que, en cierto modo, es cierto que la medicina del futuro, las terapias del
futuro, probablemente consistirán menos en la utilización de fármacos y más en la utilización
o en la transformación de células, de células vivas.

Fàtima Bosch:

Bueno, yo creo que sí porque a veces muchos de estos fármacos, en el caso de la diabetes, es
que cuando los administramos actúan a muchos niveles, ¿no? A diferentes órganos, a
diferentes tejidos, y dan muchos efectos secundarios. A lo mejor, lo que se intenta con terapia
génica, a lo mejor lo que conseguiremos será pues a efectos más específicos aún y con eso
podemos disminuir, a lo mejor, la resistencia a la insulina de la diabetes tipo 2. Pero esto aún,
bueno, yo creo que tardaremos bastante tiempo para la diabetes tipo 2.

Eduard Punset:

Oye Fátima, en terapia génica hay como dos grandes vías, ¿no? Una es, el gen que puede
curar, que lo tienes que meter, se lo tiene que tragar un vector, que lo llamáis un vector y que
es un virus normalmente…

Fàtima Bosch:

Pues son derivados de los virus. upload_feedback (1)PINEDA

Eduard Punset:

Pero luego hay otro sistema que consiste en un gen que enviáis a unas células que habéis
extraído del cuerpo del paciente, las tratáis estas células, y luego cuando ya las habéis tratado
con el gen, las volvéis a meter en el cuerpo del paciente. ¿Cuál es la diferencia?

Fàtima Bosch:

Bueno, son dos grandes aproximaciones y dependerá para qué enfermedad utilizamos una u
otra. La primera, la que mencionaba es la terapia génica “in vivo” que consta en coger el gen,
introducirlo en un vector. Los vectores ahora más utilizados son derivados de los virus, ¿no? y
el que nosotros estamos utilizando son derivados de los virus adenoasociados, que son unos
virus que no causan enfermedad en humanos. Entonces se elimina los genes virales y se
introduce el gen terapéutico. Entonces estos vectores en la terapia génica “in vivo” se inyectan
directamente o al torrente circulatorio o a otras vías para llegar al tipo celular que nosotros
necesitamos manipular. Para algunas enfermedades, por ejemplo, el caso de la
mucopolisacaridosis, esto funciona bien. Pero hay otras enfermedades hereditarias también, o
enfermedades raras, que los vectores y la  terapia génica “in vivo” no funciona. Entonces
nosotros sacamos unas células al paciente, las cultivamos, con un vector le introducimos el
gen terapéutico, las amplificamos y luego las  volvemos a trasplantar. Y es una manera de
poder llegar a curar. Es la terapia “ex vivo”.

PUNSET

Eduard Punset:

Oye, déjame penetrar un poco en una cosa en la que eres gran especialista. Tenéis un nombre
horroroso que lo llamáis las mucopolisacaridosis, o sea, enfermedades o síndromes
específicos que son rarísimos, en el sentido  de que afectan a muy poca gente. Y además lo
terrible de esto, y tú ya sé que eso lo sientes como si fuera tuyo, lo terrible es que afecta en un
50% a niños. ¡Y lo terrible es que quedan deformados! ¡Y  lo terrible es que no hay cura fuera
de la terapia génica! O sea, ¿me quieres decir dónde estáis en esto, si hay alguna esperanza?

Fàtima Bosch:

Sí, nuestro grupo que veníamos trabajando durante mucho años en terapia génica para
diabetes y que íbamos avanzando, pues nos introducimos en el campo de las
mucopolisacaridosis, porque bueno, vinieron la asociación de padres de mucopolisacaridosis
de la más común aquí en España que es la III A, a vernos y entonces nosotros, bueno,
pensamos que lo que habíamos aprendido en el estudio de la diabetes, podíamos aplicar estos
conocimientos a esta enfermedad que era también metabólica, y que a pesar de que son
enfermedades muy terribles, y que como usted ha dicho, pues bueno, los niños en el caso de la
III A, pues mueren en la adolescencia, además de que la progresión es terrible, ¿no? porque
durante los dos primeros años de vida pues los niños son normales pero como es una
enfermedad de acumulo, pues van degenerando, ¿no? Cada vez es peor. Bueno, tienen
alteraciones del comportamiento, bueno, que acaban con un retraso mental muy importante,
mucha agresión, no duermen, y todo eso se tiene que tratar con terapias así, solo paliativas
pero que con la edad cada vez es peor y acaban que son completamente como vegetales. En el
caso de la diabetes no hay un gen mutante, hay muchos genes que afectan a la diabetes. Pero
en el caso concreto de las mucopolisacaridosis y otras enfermedades raras, pues el que
introducimos es el gen que falta.

Eduard Punset:

Oye, háblame de una de un síndrome específico en el que habéis trabajado particularmente,
que es el de Sanfilippo. ¿Qué es esto exactamente?

Fàtima Bosch: FATIMA

Bueno, el Sanfilippo… nosotros lo que llamamos el Sanfilippo A, que es una
mucopolisacaridosis, es del grupo de las mucopolisacaridosis III, se llama el síndrome
Sanfilippo y hay el A, el B, el C y el D. Esto es una enfermedad pues neurodegenerativa, una
enfermedad hereditaria. Para el Sanfilippo A que es el que ahora estamos ya más avanzados
porque hemos conseguido pues la designación de medicamento huérfano por la Agencia
Europea del Medicamento, la EMA, y por la Food and Drug Administration, la de Estados
Unidos. Hemos demostrado que el vector no es tóxico y que funciona en animales grandes.
Hemos utilizado las mismas vías de administración que utilizamos en ratón, en perros, y
vemos que funciona bien, y ahora ya pues estamos ya haciendo todos los trámites para poder
mover hacia un  clinical trial, pero nunca pensé lo complicado que era llegar a diseñar un
clinical trial.

Eduard Punset:

Si yo no recuerdo mal, Watson y Crick descubrieron lo que llamaban entonces “el secreto de
la vida” en 1953 ¿No te parece raro que hayan tenido que pasar tantos años para llegar a la
conclusión de que muchas enfermedades se podrían curar con terapia génica si hubiéramos
podido investigar más, si hubiéramos sabido más cómo resolver las dificultades con que nos
enfrentamos?

Fàtima Bosch:

Yo creo que es como una progresión que cada vez va a ir más rápido, ¿no? La terapia génica
empezó hace 20 años, ¿no? pero yo creo que se han tenido que superar muchas etapas, ¿no?
porque han habido efectos adversos de los vectores  se han tenido que desarrollar vectores
más seguros, más eficaces. Yo creo que sí que ha sido muy útil estos últimos años. Y ahora,
yo me acuerdo cuando empecé en el campo que era en el inicio, en los años, no sé, 89, 90,
pues había un vector que era un retrovirus, pero han ido apareciendo vectores y han ido
desapareciendo, ¿no? Ahora cada año que explico a clase, pues yo veo que ahora ya nos
quedamos con un grupo más reducido de vectores que son los mejores y son los que yo creo
que… ahora ya estamos en un momento que  tenemos muy buenos vectores, sabemos los
problemas que pueden ocasionar y cómo resolverlos, esto ya se empieza a ver, ¿no? y la
progresión en los próximos 5 años va a ser brutal.

Eduard Punset:

Tú dices puede ser geométrica.

Fàtima Bosch:

Sí, sí. Que es decir que ya se va avanzando mucho. Y esto quiere decir que de esto ya se pasa
a humanos… dentro…  todo el mundo está aplicando para tener clinical trials en humanos.
Entonces yo veo otros problemas, ¿no? yo creo que dentro de 3 años el colapso, no será en
que… se habrá avanzado tanto en la preclínica en animales pequeños y en animales grandes,
que el problema será cómo llegamos al humano, porque claro, para hacer terapias en humanos
necesitamos vectores de alta calidad, ¿no? y  éstos se han de producir el laboratorios muy
especializados. Yo creo que el cuello de botella estará aquí dentro de nada.
Aunque parezca 43788mentira, yo creo que va a haber un problema, bueno problema que se soluciona seguro, ¿no?
ya se empieza a ver. Pero que la terapia génica es mucho más complicada. Ya es no curar
solamente al ratón, que está en experimentación. Yo que decía antes que cada vez había… era
más complicado, es cómo pasa de los resultados que tenemos en el laboratorio (lo que
estamos todos acostumbrados) a ir a  clinical trial, es que es otro mundo. Toda la
reglamentación que hay alrededor de esto para pedir permisos, todos los estudios de
toxicología que se han de hacer para demostrar que el vector pues no puede causar efectos
adversos y todo esto es muy complicado, y necesitas empresas especializadas, y además es
muy caro.

Eduard Punset:

Y sobre todo, sobre todo me imagino que lo que hace falta es una colaboración enorme entre
la comunidad científica y la comunidad industrial ¿no?, el sector político. A veces mis amigos
de… liberales que llaman allí, o de izquierdas, científicos en Estados Unidos, me hablan del
temor que tienen al contemplar la imbricación tan tremenda entre los dos sectores, ¿no? Yo
les digo “Oye veniros a España y se os va a pasar el miedo”, porque realmente es lo bonito de
los que estás haciendo, que estás fortaleciendo, en este campo tan específico la relación de la
comunidad científica.

Fàtima Bosch:

Es que si no no podemos, nosotros solos no podemos, somos científicos. Nosotros ahora, por
ejemplo, en nuestro  trial, pues hablamos con el equipo que lleva toda la parte de
reglamentación para presentarlo a bueno, a la Agencia Europea del Medicamento. Es toda una
cantidad de normativas, yo no sé, para nuestra  orfan drug, pues yo que sé, necesitas un
documento de 200 páginas. Entonces, a la FDA, después bueno, diseñar el trial clínico. En
éstas enfermedades neurodegenerativas, cuanto  antes trates al paciente, pues mejor, ¿no?
porque cuando va avanzando la enfermedad las células se van, bueno, se van muriendo, ¿no?,
entonces es muy difícil revertir esto. En cambio si coges a los niños pues cuanto más jóvenes,
más al inicio de la enfermedad más fácil será revertirlos, ¿no? Lo que se está pensando es que,
cuando me decía de caras al futuro, piense que ahora se conocen a los genes, se sabe cuál es
su función, y además se está abaratando mucho el coste de hacer un, bueno, estudiar cada
genoma de cada persona. Dentro de nada sabremos cada uno de nosotros cuando nazca un
niño, sabrá todo su genoma ¿no? y si hay alguna mutación, bueno, que cause una enfermedad.

Eduard Punset:

Que puede dar…

Fàtima Bosch:

Imagínese que si ya sabemos que un niño nace y que tiene tal mutación y nosotros tenemos
una terapia para contrarrestar esta enfermedad, lo podemos tratar nada más nacer, con lo cual
estas enfermedades raras se convertirían pues no sé, como uno que coja un resfriado ¿no? O
sea yo creo que en un futuro si combinamos todos los avances de la ciencia, pues yo creo que
estas enfermedades hereditarias bueno, podrán ser no lo graves que son hasta ahora, no, pero
claro esto aún necesita mucha investigación, pero yo creo que en el futuro, como decía usted,
esto se solucionará.

http://www.redesparalaciencia.com/wp-content/uploads/2011/10/entrev107.pdf

Anuncios

Publicado por

mpspapas

Papa de dos nenas MPS

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s