La próxima vez que visite el baño, eche un vistazo

Las heces que emite una persona, son un mundo. Ovaladas, alargadas, redondas, pequeñas, grandes… con variación de formas a lo largo del día e incluso con breve espacio de tiempo de diferencia. Esta diversidad, es algo a lo que se dedicaron a estudiar Lewis y Heaton, creando una escala que nos permite identificar el tipo de heces de cada persona y que nos informara sobre el estado de salud.

Conozca cómo es su “caca”.

caca

Fotografía en Flickr de docfilesdocfiles

Las heces son un buen indicador del estado de nuestro intestino y de nuestra salud, ya que son buenos indicadores de infecciones bacterianas, problemas metabólicos, hormonales… Habitualmente existe una correlación directa entre la forma/consistencia de las heces y la cantidad de tiempo que ha pasado en el colon (debido a muchos factores como la hidratación, estreñimiento o falta de la dieta, etc.)

La escala de heces de Bristol, es una tabla visual empleada en medicina, destinada a la clasificación de la heces humanas en 7 grandes grupos.

Desarrollada en 1997 por Lewis y Heaton en 1997 en la Universidad de Bristol, buscaba conocer la velocidad del tránsito intestnal con el objetivo de desarrollar una escala, que fuera sensible a los diferentes tiempos del tránsito intestinal.

Con la ayuda de 66 voluntarios omnívoros de entre 15 y 62 años; que no hubieran tenido antecedentes en los últimos tres meses de toma de antibióticos ni ningún problema médico de significancia o que tomaran anticonceptivos en el caso de las mujeres, fueron sometidos durante 9 días a un seguimiento, en el que alimentados con una dieta normal, deberían de emplear unos diarios un tanto especiales, donde deberían de anotar el número de veces que defecaban, así como la forma o apariencia de cada deposición en una escala de hasta 7 puntos.

Una vez, pasados los días de control, los voluntarios se sometían a otro proceso de 9 días, pero que consistía en la toma de un laxante (Senokot) o de un antidiarreico como laLoperamida, siendo ambos grupos llevados a la máxima dosis tolerada, para ver cómo reaccionaba el tránsito intestinal y por tanto las veces que defecaban y las formas que obtenían.

Como resultado obtuvieron la famosa escala de hasta 7 puntos que comentábamos anteriormente.

Tipo 1: Trozos duros separados, como nueces, que pasan con dificultad.

Son aquellas heces que han pasado un mayor tiempo en el tracto intestinal y en general, tienen un paso más complejo, siendo además, un síntoma de estreñimiento, deshidratación… con dietas pobres en fibra, en general propias de una vida no muy saludable.

escala-de-bristol

Tipo 2: Como una salchicha pero grumosa.

Heces que indican una posible deshidratación, donde hay un estreñimiento bastante evidente y que generalmente suelen ser complicadas de expulsar.

** Los casos de Tipo 1 y 2, habitualmente indican tiempos de tránsito colónico largos, con dificultad expulsiva y un número pequeño de deposiciones, aunque no significa la existencia de un estreñimiento como tal, ya que se necesita que esta situación se alargue en el tiempo.

Tipo 3: Con forma de morcilla con grietas en la superficie.

Es uno de los estados que podríamos considerar normales, aunque no se considera óptimo.

Tipo 4: Como una salchicha; o serpiente, lisa y blanda.

¡¡ Felicidades!! ¡¡Es la mierda ideal !!

Sí, lo ha logrado. Ha logrado la mierda ideal, suaves y lisas, salen como una serpiente (diámetro de 1 a 2 cm), propio de dietas equilibradas e hidratadas, la normal y saludable, donde habitualmente defeca 1 vez al día.

Tipo 5: Trozos de masa pastosa con bordes definidos, que son defecados fácilmente.

Son heces que pasan bastante fácil por el digestivo, aunque son trozos pastosos, que generalmente se acaban expulsando después de las comidas fuertes del día.

Tipo 6: Fragmentos blandos y esponjosos con bordes irregulares y consistencia pastosa.

Propios de una diarrea en potencia, con trozos blandos y esponjosos y con bordes irregulares. A pesar de esto, también pueden ser indicativos de que ha estado aguantando a ir al baño, porque no lo tenía cerca.

Tipo 7: Acuosa, sin pedazos sólidos, totalmente líquida.

La ha cagado, tiene diarrea. Ha llegado el momento de que compre acciones de Fortasec, Lopex, Imodium o cualquier fabricante de Loperamida.

Validación de la escala

Algo curioso que observaron al desarrollar la escala, es que el tránsito intestinal lento era sorprendentemente común en la población campesina que comía una dieta rica en fibra, lo cual era sorprendente también que estas personas eran bastante “resistentes”, con una complexión delgadas y eran muy propensas a los cálculos biliares de colesterol.

La facilidad de uso de esta escala, la explican Mínguez Pérez y Benages Martínez (2009)“El paciente únicamente tiene que seleccionar el tipo de heces que, por el dibujo y la descripción, más se aproxima a la forma y consistencia de las heces observadas tras la deposición”.

Posteriormente para validad los resultados, se realizó el estudio en la ciudad de Bristol con 838 hombres y 1.059 mujeres y se observaron que el tipo de defecación más habitual era el tipo 4, que las deposiciones sin prisas se asocian al tipo 3 o 4 y que las deposiciones de urgencia en el 80% son de tipo pastoso (6-7).

La facilidad de uso de la escala, ha hecho que se haya ido incorporando a la práctica clínica para la evaluación de aquellos pacientes con síndrome del intestino irritable, pacientes con HIV e incontinencia fecal y tiene consenso entre la mayoría de grupos poblaciones gracias a las diferentes adaptaciones de la escala en el resto de países donde se ha observado que presenta resultados similares o prácticamente iguales a los originales.

Más

– Lewis SJ, Heaton KW. 1997. Stool form scale as a useful guide to intestinal transit time.Scand J Gastroenterol. 1997 Sep;32(9):920-4.

– Mínguez Pérez y Benages Martínez (2009) The Bristol scale – a useful system to assess stool form? Rev Esp Enferm Dig. 2009 May;101(5):305-11 – PDF

– Delgado-Aros y Soria de la Cruz –  Capítulo 17. Estreñimiento idiopático simple. Tratamiento de las enfermedades gastroenterológicas.

– Gut Sense – What Exactly Are Normal Stools?

– NPR – Making Sense Of Colors And Shapes In The Toilet

http://www.commonsensehome.com/whats-a-healthy-bowel-movement/

http://cienciasycosas.wordpress.com/2013/12/14/que-dicen-las-heces-sobre-nuestra-salud/

Celebrando Holanda

Estoy en mi casa.
Ya llevo más de una década en Holanda. Se ha convertido en mi hogar. He tenido tiempo para recobrar el aliento, para establecerme y acomodarme, y para aceptar algo diferente a lo que había planificado.

Mirando atrás, reflexiono sobre los años cuando recién arribé a Holanda. Recuerdo con claridad el golpe emocional, mi temor, mi ira – el dolor y la incertidumbre.
Durante esos primeros años, traté de regresar a Italia, tal como lo había planeado, pero fue en Holanda que debí permanecer.
Hoy en día, puedo decir lo mucho que he andado en este viaje inesperado. He aprendido tanto. Pero, este recorrido ha tomado su tiempo. Trabajé duro. Compré nuevas guías de viaje. Aprendí un nuevo idioma y lentamente hallé mi camino en esta nueva tierra.

Conocí a otras personas cuyos planes cambiaron, al igual que los míos, y que podían compartir mi experiencia. Nos apoyamos mutuamente y algunos se han convertido en amigos muy especiales.

Algunos de estos compañeros de viaje llevaban más tiempo que yo en Holanda y resultaron ser guías veteranos, ayudándome a lo largo del camino. Muchos me han alentado.

Muchos me han enseñado a abrir mis ojos a las maravillas que pueden contemplarse en esta nueva tierra.

He descubierto una comunidad que se preocupa. Holanda no era tan mala.

Creo que Holanda está acostumbrada a viajeros extraviados, como yo, y se ha tornado en una tierra hospitalaria, que extiende la mano para dar la bienvenida, ayudar y apoyar a recién llegados como yo.

A lo largo de los años, me he preguntado cómo hubiera sido mi vida si hubiera aterrizado en Italia,como lo planifiqué.

¿Hubiera sido más fácil? ¿Hubiera sido tan enriquecedora?¿Hubiera aprendido yo algunas de las lecciones tan importantes que he llegado a asimilar?

Cierto, este viaje ha sido más retador y a veces yo he pataleado y he exclamado en protesta y por frustración (y aún lo hago).Y efectivamente, Holanda va a paso más lento que Italia y es menos llamativa que Italia. Pero también esto se ha convertido en una ventaja inesperada, de cierta forma, he aprendido a aminorar la marcha y a mirar más de cerca las cosas, ganando una nueva apreciación de las bellezas notables de Holanda, con sus tulipanes, molinos de viento y obras de Rembrandt.
He llego a querer a Holanda y a llamarla mi Hogar.
Me he convertido en un viajero del mundo y he descubierto que no importa donde se aterrice.Lo que es más importante es lo que se logre hacer del viaje y que se vean y disfruten de las cosas especiales, las cosas hermosas, las cosas que Holanda, o cualquier paraje, tiene que ofrecer.

Emily Pearl Kingsley
Emily Pearl Kingsley

Cierto, hace más de una década que llegué a un lugar que no había planificado.Sin embargo, estoy agradecida, porque este destino ha sido más enriquecedor de lo que hubiese podido imaginar.

http://www.oafccd.com/lanark/poems/holland3.html

Relatos #Enfermedadesraras #raredisease

Todos debemos sentirnos responsables y aportar algo para que la situación actual de las enfermedades raras cambie..

image

Debido a que muchas enfermedades raras son de origen genético, un gran número de los afectados son niños.

Y muchos de ellos niños pequeños.

Como resultado, muchas de las historias sobre enfermedades raras que se oyen son sobre los niños, sobre sus padres y sobre los enormes desafíos a los que se enfrentan a menudo para conseguir un tratamiento.

La primera vez que escuché a alguien mencionar algo sobre enfermedades raras me di cuenta que yo no tenía claro a que se refería con el término “raras“.

Para mí las enfermedades en general se calificaban en graves o menos graves, pero raras….

Entonces me informé más a fondo y me sorprendí al saber que existe una serie de enfermedades catalogadas como raras por su muy baja frecuencia, pero lo más sorprendente fue saber la enorme cantidad existente de este tipo de enfermedades, ya que se han identificado algo así como 7000 enfermedades raras.
Uno de los problemas que deja una sensación de impotencia en torno a este tipo de enfermedades es el hecho de que no se sabe mucho acerca de como se desarrollan ni de como tratarlas adecuadamente, debido a la poca investigación científica e información disponible, ya que su frecuencia es tan baja que no hay el interés ni mayor esfuerzo de asignar recursos financieros para su investigación por parte de entidades privadas, ni gubernamentales.

En abril pasado, me encontré con la historia de Szymon Cajmer,(una de tantas que existen en todo el mundo) un niño canadiense de once años de edad que vive con el síndrome de Hunter, una enfermedad degenerativa progresiva que, aunque es muy poco frecuente puede ser tratada con una terapia de reemplazo enzimático llamada Elaprase.

Desafortunadamente para Szymon, un año de Elaprase cuesta $ 400,000, y aunque el tratamiento fue financiado en otras provincias, en no fue financiado en Ontario donde Szymon vivía.
El gobierno provincial finalmente acordó financiar el tratamiento de Szymon, pero sólo después de una campaña comunitaria de meses de duración, provocadas por las apelaciones de la madre de Szymon al gobierno y a los medios de comunicación.

Incluso la estrella canadiense de la NBA Steve Nash (que tiene un amigo de la infancia con el síndrome de Hunter) se involucró.
Me gustaría que la historia de Szymon Cajmer fuera tan rara como el síndrome de Hunter, pero no lo es.

Muchos tratamientos para enfermedades raras vienen con precios extraordinarios, y los gobiernos no siempre están dispuestos a cubrir los costos.

En consecuencia, en todo el mundo los padres de niños con enfermedades raras están tasociandose para convertirse en grupos de presión, el lanzamiento de campañas publicitarias y celebridades reclutan con el fin de salvar a sus hijos.
¿Que haria yo, si uno de mis hijos se vio afectado por una enfermedad o una condición rara que le resta a su salud y a su felicidad?

¿Cómo iba yo a hacer frente a los costos, a menudo exorbitantes, para pagar el tratamiento -si, es que,  este tratamiento, existiera?

¿Qué tengo que hacer, y por cuánto tiempo voy a tener que hacerlo para cuidar lo mejor posible a mi hijo?
Mi deseo para la comunidad de enfermedades raras es un cambio de paradigma en la manera que los gobiernos consideran enfermedades raras.

Las personas con enfermedades raras son seres humanos, ciudadanos con el derecho a ser apoyados y protegidos por su sociedad.

No son casos excepcionales que deban  dejarse de lado y ser ignorados…

 

 

raredisease 2014

El Día de las Enfermedades Raras es un evento anual de sensibilización coordinado por EURORDIS en el plano internacional y por las Alianzas Nacionales y las Organizaciones de Pacientes en el ámbito nacional. 

El objetivo principal del Día de las Enfermedades Raras es crear conciencia entre el público y los responsables de las decisiones generales sobre las enfermedades raras y su impacto en la vida de los pacientes.

La campaña se dirige principalmente al público en general, pero también está diseñada para pacientes y representantes de pacientes, así como los políticos, las autoridades públicas, responsables de políticas, representantes de la industria, investigadores, profesionales de la salud y cualquier persona que tenga un interés genuino en las enfermedades raras.

http://www.rarediseaseday.org/article/what-is-rare-disease-day

http://www.checkorphan.org/grid/iwishes

Los números de 2013 en mpspapas.wordpress

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Madison Square Garden puede albergar 20.000 personas por concierto. Este blog fue visto cerca de 67.000 veces en 2013 .Si fuese un concierto en el Madison Square Garden, se precisarían alrededor de 3 actuaciones para que toda la gente lo viera.

Haz click para ver el reporte completo.

Y FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!
image

a todos los amigos.

No puedo darte soluciones a todos los problemas de tu vida,
ni tengo respuestas para tus dudas o temores,
pero puedo escucharte y compartirlo contigo.
No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro,
pero cuando me necesites, estaré junto a tí.
No puedo evitar que tropieces,
pero puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.
Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos, no son míos,
pero disfruto sinceramente cuando te veo felíz.
No juzgo las decisiones que tomes en la vida,
me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.
No puedo trazarte límites dentro de los cuales debas actuar,
pero si te ofrezco ese espacio necesario para crecer.
No puedo evitarte el sufrimiento cuando una pena te parta el corazón,
pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.
No puedo decirte quién eres, ni quién deberías ser,
sólo puedo amarte como eres…y ser tu amigo.
Dormir felíz. Emanar vibraciones de amor. Saber que estamos aquí de paso.
Mejorar las relaciones.Aprovechar las oportunidades. Escuchar el corazón.
No dejar ir la felicidad. Acreditar la vida.
En estos días pensé mucho en mis amigos y amigas.
No estabas ni arriba, ni abajo, ni en medio.
No encabezabas ni concluías la lista.
No eras la primera, ni la última.
Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero, ni el segundo,
ni el tercero de tu lista. Basta que me quieras como amigo.

Gracias por serlo.

No sueltes mi mano….

Jorge Luis Borges

¿Estás pensando en colaborar con una ONG esta Navidad?

Probablemente la sociedad ha captado que los corazones de la gente están más accesibles durante estas fechas y que culturalmente es la época de ser buenos/as y pensar en los demás.navidad-solidaria

Lamentablemente , las desgracias , enfermedades e  injusticias que hay por ahí repartidas no acaban cuando recogemos los adornos navideños ni cuando quitamos el árbol.  Eso lo sabemos…

Y sienta igual de reconfortante ayudar durante esta época que durante otro momento del año. Entonces por qué muchos años ¿sólo nos acordamos de esto en Navidad( si nos acordamos)?

Pienso que  intervienen aquí entre otros , claro, dos procesos psicológicos que me parecen particularmente interesantes: Por un lado, la pura asociación entre contextos y actitudes o comportamientos reforzada con la repetición a lo largo del tiempo : verano = vacaciones, septiembre = vuelta al cole, navidad=ayudar a los demás.

Por otro, la responsabilidad diluida entre la masa : “¿por qué tengo que ayudar yo? Si yo no ayudo, habrá otras personas que ayuden…”Alguien en apuros puede quedarse sin ayuda en medio de un montón de gente .

En serio que ocurre.  A parte del ” y si me miran raro? y si mi ayuda es contraproducente?”

En fin, creo que  somos capaces de ver el mundo de forma mucho más amplia, así como  las  relaciones y consecuencias que se generan dentro de él.  Podemos tomar decisiones personales conscientes y comprometernos con las causas con las que nos identifiquemos , independientemente de lo que vemos o leamos o lo que haga la colectividad.  

¿Estás pensando en colaborar con una ONG esta Navidad?

Recuerda que es importante informarse para donar, algo que no siempre resulta fácil.  Sin embargo, estos consejos de la Fundación Lealtad te ayudarán a seleccionar la ONG con la que colaborar…

Define tus prioridades:

¿Qué causas o colectivos quieres apoyar? ¿En qué zona geográfica? ¿Qué características debe reunir la ONG elegida? Infórmate para donar: Quién está detrás de la ONG, cómo se financia, de cada euro donado ¿qué importe llega a los más desfavorecidos?, ¿trabaja en red con otras ONG?, etc.

Infórmate después de donar:

Consulta la información que la ONG te facilite a través de boletines, memorias, o en su Web, para conocer el impacto de tu colaboración.

Donación de juguetes:

Selecciona previamente la ONG que recibirá los juguetes, confirma con ella el tipo de juguetes para que se adapten al perfil de sus beneficiarios (edad de los niños, si tienen alguna discapacidad, etc.), coordina el transporte y entrega de juguetes con la organización.

Para otras donaciones en especie (alimentos, ropa, material escolar, etc.):

Infórmate sobre si la ONG acepta este tipo de ayudas y asegúrate de que los materiales que ofreces son necesarios. En muchas ocasiones la gestión de este tipo de donaciones resulta muy compleja para las ONG.

Encuentra ideas para tus regalos navideños y colabora:

Tarjetas y cestas de Navidad, una artesanía de comercio justo, un foulard, un bolso, un calendario o una agenda para el nuevo año…

Si quieres colaborar como voluntario:  

Infórmate primero de las ONG que necesitan voluntarios y qué perfil buscan para que tu colaboración resulte realmente eficaz y valiosa para la ONG y también para ti.

Exige recibir formación sobre la ONG y sobre las actividades en las que vas a participar

Multiplica tu ayuda:

Habla a tus amigos, compañeros y familiares sobre la ONG elegida y cómo te gustaría colaborar (con una donación, organizando una fiesta de Navidad, sumándote a una campaña, etc.).Entre todos, ¡sumaréis esfuerzos!

En tu declaración de impuestos:

Tienes la posibilidad de deducirte un porcentaje de tu donación. Solicita a la ONG información al respecto y el correspondiente certificado de donación. Si facilitas tus datos personales, exige que estos se traten conforme a la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal.

Colabora periódicamente:

Recuerda que las causas sociales necesitan de un trabajo a medio y largo plazo para lograr soluciones. Si colaboras regularmente contribuirás a asegurar la independencia y la continuidad de la labor de la ONG asociacion MPS España

. …Y a todo esto. Recuerda que nosotros somos una ONG. llamada MPS ESPAÑA, y que tiene la gran suerte de no depender de las subvenciones publicas para mantenerse en su labor de ayudar a las familias ( aunque los donativos administrativos siempre seran bienvenidos … contribuiremos con nuestro esfuerzo para cumplir nuestros compromisos con la sociedad) Nuestra ONG se alimenta de sus socios, las familias MPS Y Sindromes Relacionados, de las familias de sus socios, de los amigos de las familias ,  ademas de toda la gente de buen corazon que nos conoce y cree en nuestra labor… Participa en nuestros eventos!

La Fundación Lealtad trabaja para fomentar la confianza de la sociedad española en las ONG  para lograr un incremento de las donaciones, así como cualquier otro tipo de colaboración con las ONG. http://www.fundacionlealtad.org/web/jsp/informateycolaboraong/informateparadonar/diezConsejos.jsp

La partida de la vida.

image

Es posible imaginar la reacción de los padres cuando reciben un diagnóstico que les informa de que su hijo padece diabetes, o leucemia, o algún tipo de enfermedad de las denominadas “raras” cuya evolución es incierta o su pronóstico resulta desalentador.

La familia se ve sacudida por una nueva circunstancia no esperada y a la que debe hacer frente. Es un cambio que afecta a una parte tan frágil y vulnerable como querida -al hijo-, y en el que la actitud de los padres va a resultar un elemento decisivo. La intervención profesional en programas de apoyo psicosocial para personas con discapacidad, permite constatar cómo reaccionan diferentes individuos y sistemas familiares ante el surgimiento, progresivo o súbito, de una enfermedad discapacitante. Cada familia afronta esta circunstancia de forma diferente. Desde el impacto inicial hasta la aceptación final, pasan por procesos que en algunos casos resultan largos y traumáticos, mientras que en otros son relativamente breves y positivos para todos sus miembros.

Algunas familias se niegan a aceptar la evidencia. Otras pueden incluso tirar la toalla, dando ya de entrada todo por perdido a la primera de cambio. Algunas intentan luchar a brazo partido contra la enfermedad, pero sin tener en cuenta las condicionantes que la acompañan. En algunos casos, tras un periodo más o menos largo de negación, vergüenza, culpabilidad, ocultación, indecisión y discusiones sobre cómo afrontar la nueva realidad, algunas parejas terminan separándose. Este hecho termina por añadir un punto más de complicación a la situación.

Aceptación y cambio.
Sin embargo hay familias que aceptan rápido el diagnóstico, se ponen en marcha en busca de toda la información que les pueda ser útil para hacer frente a la nueva circunstancia, introducen los cambios necesarios en las rutinas y la dinámica familiar, e incluso encuentran tiempo y energía suficientes para proveerse de recursos que contribuyan al desarrollo personal, al bienestar y a la felicidad de todos y cada uno de los miembros de la familia.

¿Dónde está la clave de un ajuste positivo a la nueva situación?

En muchos casos encontramos la respuesta en la actitud proactiva y positiva de los padres. En su madurez, flexibilidad, responsabilidad y capacidad resolutiva. Cuando surge una enfermedad, es natural que de algún modo gran parte de la atención se dirija hacia la misma, en un intento de buscar soluciones y de aprender estrategias para poder hacerle frente de modo adecuado. El tiempo que se le dedica se suele recortar de otros ámbitos, como el trabajo, el tiempo de ocio, las relaciones sociales o el cuidado de la propia salud psicofísica. Lo que responde inicialmente a un mecanismo natural y adaptativo, a veces se intensifica y se prolonga de tal modo en el tiempo que termina por producir efectos nocivos en el núcleo familiar. En el caso de que haya varios hijos, hacer girar toda la dinámica familiar casi exclusivamente en el hijo que está afectado por la enfermedad puede tener consecuencias adversas. Si a esto se une el hecho de prestar excesiva atención a las nuevas limitaciones, a aquello que “ya no se puede hacer”, se corre el riesgo de sobredimensionar la magnitud de la enfermedad o la discapacidad. El miedo y las precauciones desproporcionadas son tan desaconsejables como el exceso de ayuda y la consiguiente sopreprotección .

El gran reto que se debe afrontar es procurar el mayor grado posible de autonomía y de normalización de la vida. Es preciso fortalecer la autoestima y el sentimiento de utilidad y de valía. Habrá que evitar la reducción drástica, y a veces arbitraria, de actividades y del contacto social.

La partida de la vida
En charlas y sesiones de psicoterapia suelo comentar mi propuesta de asimilar la vida a una partida de ajedrez. A través de esa metáfora intento mostrar cómo con frecuencia el ser humano se complica la vida por su marcada tendencia a sobrevalorar lo que no tiene, o aquello que ha perdido, mientras que, por el contrario, le cuesta apreciar aquello de lo que dispone. Debemos aprovechar al máximo la oportunidad única que nos brinda la vida de jugar una apasionante partida.

Hay que asumir que, con seguridad, se van a perder algunas piezas durante el juego, mientras que en otros casos se lograrán triunfos. Lo importante es saber aceptar los retos que nos plantea el juego en cada momento. Las piezas del ajedrez no son sino el símbolo de aquellos aspectos que conforman nuestra vida. El rey simboliza la propia vida. Su pérdida supone el final de la partida. La reina es una pieza de gran valor, igual que en la vida lo son la familia, la pareja o los hijos. La torre es la siguiente pieza en importancia, y podría simbolizar la salud. El surgimiento de una discapacidad, por ejemplo, puede asimilarse a la pérdida de la torre en la partida de la vida; una pérdida sin duda notable, pero conviene recordar que ni es la más importante ni implica que la partida haya concluido. Aunque algunas piezas son más importantes que otras, todas son necesarias y útiles durante el juego. Cuando disponemos de menos piezas importantes es cuando más atentos debemos estar. Pero hay que tener muy presente que no gana la partida quien más piezas tiene sobre el tablero, sino quien mejor mueve aquellas con las que cuenta: protegiéndolas, dirigiéndolas, aprovechándolas.

Es un error quedarse mirando fuera del tablero, centrando la atención en las piezas que se han perdido. De este modo se acaban por perder de vista las posiciones y posibilidades de las que sí están en juego. Perdemos un tiempo muy valioso en recrearnos obsesivamente en el infortunio, sumidos en la decepción y la tristeza, hasta el punto de no ver las oportunidades y el potencial que tenemos. Quedamos así expuestos al peligro de perder, una tras otra, aquellas piezas que aún están operativas sobre el tablero y a las que no hemos dedicado la suficiente atención.

Debemos concentrar nuestra atención en el tablero. No podemos andar distraídos pensando qué opinará el resto del mundo, los espectadores, la gente que nos rodea; o cómo va a juzgar la sociedad nuestra situación. Hay que evitar retrasa excesivamente la acción, pensando y analizando  una y otra vez todos los condicionantes y posibilidades. Debemos centrarnos en seguir una estrategia adecuada, en asegurar cada movimiento y utilizar bien cada ficha.

Serenidad, estrategia y constancia
Cuando una jugada nos resulta adversa, no podemos dar un golpe al tablero y abandonar la partida.
Debemos seguir jugando sin olvidar la importancia de la serenidad, la refl exión, la inteligencia y la constancia. Un simple peón, la pieza más humilde de todas, puede convertirse en cualquiera de las figuras que se hubiesen perdido previamente. Se puede conseguir si logramos llegar al fi nal del tablero, avanzando lentamente por todo él de casilla en casilla.
Una estrategia del ajedrez que los expertos conocen bien es el gambito, en el que la pérdida de una pieza permite al jugador conseguir una posición más favorable. En ocasiones, aunque pueda resultar paradójico, la pérdida aun involuntaria de una pieza puede ser el preámbulo de una jugada magistral que nos ayude a ganar finalmente la partida.

image

El surgimiento de una discapacidad o de una enfermedad grave en un hijo supone un jaque al entorno familiar que obliga necesariamente a un cambio en la estrategia. Cuanto antes se emprenda ese cambio, con sufi ciente información, flexibilidad,
criterio y decisión, más benefi cios se podrán obtener. Al igual que en el ajedrez, para jugar bien habrá que tener máxima concentración y no perder la calma. La vida nos puede “comer” algunas piezas contra nuestra voluntad, pero templar los nervios y evitar seguir perdiendo otras fi chas, eso sí depende de nosotros.
El verdadero secreto en la partida de la vida no es tanto ganar como saber disfrutar mientras estamos jugándola. El mejor regalo que nos ofrece la vida es brindarnos la oportunidad de poder jugar. Mientras el rey continúe en pie, podemos seguir jugando. Si el azar nos da un revés, nos amenaza o quita una pieza importante, o nos pone en jaque, es el momento de mantener la serenidad y de recordar que ahora es a nosotros a quienes nos toca hacer la siguiente jugada.

Guillermo Ballenato │ Psicólogo, docente y escritor

http://www.cop.es/colegiados/m-13106/images/PrensaFamiliasSigloXXI0509.pdf